Otello, de Verdi, hoy sábado gratis en el Teatro Salón Cervantes

El Teatro Salón Cervantes se suma al proyecto Ópera en la Calle del Teatro Real y proyectará en sus pantallas la Ópera Otello retransmitida desde el coliiseo madrileño. En Alcalá habrá un único pase hoy sábado 24 de septiembre a las 20:00 horas. La entrada será gratuita hasta completar aforo. Otello, el clásico de Verdi, inaugura la temporada de otoño del Teatro Salón Cervantes 2016.

Otelo

  • Será una proyección de la ópera que se representa en el Teatro Real de forma que los espectadores puedan disfrutar de este espectáculo desde otro punto de vista. Una nueva manera de disfrutar y conocer la ópera sin hacer ningún desembolso económico.

  • Otello, el clásico de Verdi, inaugura la temporada de otoño del Teatro Salón Cervantes 2016. 

portadaoteloSólo será esta vez en una pantalla pero servirá para transmitir las mismas emociones que se viven desde dentro del Teatro Real.  Un proyecto que se consolida poco a poco a iniciativa del Teatro Real de Madrid y que pretende llevar la ópera al mayor número de espectadores posibles a través de transmisiones a nivel nacional de producciones propias en teatros y centros culturales de toda España.

Uno de los grandes objetivos que se ha marcado el Teatro Real durante su Bicentenario es lograr que la ópera se convierta en parte de la vida diaria. Para contribuir a ello, el Teatro Real llevará Otello a la calle con la retransmisión en directo de la función del 24 de septiembre en diferentes espacios de Madrid (museos, centros culturales, auditorios, universidades, etc.) y de otras ciudades españolas.

Obra maestra indiscutible de uno de los gigantes de la ópera, Giuseppe Verdi, cuenta con un reparto estelar encabezado por Gregory Kunde, George Petean y Ermonela Jaho que, dirigidos por el maestro Renato Palumbo, dará vida al Otello concebido por el aclamado director de escena David Alden.

  • Argumento

otelo1

¿Qué lleva a Otello a creerse traicionado por Desdémona, una esposa que nunca ha dejado de amarlo? William Shakespeare capturó de manera genial el poder demoledor de la inseguridad. Lo hizo otorgando al gran guerrero unos rasgos raciales insólitos en su entorno, que actúan como una suerte de poderoso talón de Aquiles. Sin embargo, el Otello que concibe el director de escena David Alden –como ya sucede en el libreto que Arrigo Boito escribió para Giuseppe Verdi– sitúa el objeto de conflicto menos en el aspecto físico del moro de Venecia y más en los intricados laberintos psicológicos en que se pierde. Acosado por los celos, Otello asiste impotente a la desintegración de sus propios ideales y se ahoga en la obsesión por encontrar pruebas de una traición conyugal consumada únicamente en su mente. El guerrero sanguinario engulle al hombre de paz y le aboca a la destrucción de su entorno y a la suya propia. Bajo su sombra, Iago, uno de los villanos más venenosos de la historia, espolea con un certero sentido de la oportunidad los fantasmas de su señor. Perdiendo la dignidad, los papeles y el juicio, Otello nos enfrenta a uno de los miedos más inconfesables del ser humano: no sentirse merecedor de lo que más se ama.

 

publicidad
B-ayto-líneas autobuses18
B-MAS-video2
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Compartir

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.