Filosofía marcial contra el acoso escolar en Alcalá de Henares

DefenceLab imparte talleres a nivel mundial de defensa personal, pero el de Alcalá es el único centro que también enseña a niños. Su director asegura que han tratado de establecer relaciones con varios colegios, ya sea para formar al profesorado o para ayudar a los menores. En el centro de Alcalá de Henares también se encargan de educar a los padres mediante charlas trimestrales. "Muchos vienen aquí diciéndote: 'enseña a mi hijo a pegar', y ese no es el camino, como tampoco lo es cambiarle de colegio cuatro y cinco veces»"recalca Javier Gómez, director del centro alcalaíno.

Un grupo de chavales practican arte marciales en DefenceLab para aprender a afrontar un posible acoso escolar. SERGIO GONZÁLEZ-VALERO

  • DefenceLab enseña a los niños las herramientas necesarias para afrontar el ‘bullying’.

Dentro del tatami rojo de Defence Lab está a punto de comenzar la clase. Son las cinco y media, y el silencio se ha hecho en la sala, a pesar de los gritos y las risas que lo inundaban todo unos pocos minutos antes. Los alumnos, unos 30, colocados en fila, saben lo que tienen que hacer: mostrar respeto. Y eso comienza por guardar silencio. Uno a uno, van pidiendo permiso para entrar en el área donde va a desarrollarse el taller antibullying al que acuden cada martes y jueves durante una hora. Allí, entre amigos, juegos y rutinas, van adquiriendo la disciplina necesaria para sobreponerse a las emociones que muchos sufren a diario en el entorno escolar: miedo, ansiedad y pérdida del control. Aprenden también que, aunque sepan, devolver el golpe es la última herramienta para neutralizar a un acosador.

  • Pedagogos, psicólogos y profesores de artes marciales dirigen las actividades

El nutrido grupo de asistentes va desde los tres a los 14 años, supervisados por cuatro pedagogos, psicólogos e instructores de artes marciales. La rutina se divide en varias fases: primero calientan, hacen una rueda situacional en la que cada niño valora qué haría ante una situación concreta, y luego aprenden técnicas de defensa y ataque. Después, dividen el espacio entre mayores y pequeños: hasta los siete años, y con la ayuda de los pedagogos, refuerzan la autoestima a través de juegos. A partir de los siete, se centran en técnicas marciales.

Quien lo coordina es Javier Gómez, director de la escuela DefenceLab en Alcalá de Henares y responsable también a nivel nacional del taller antibullying DNA Kids. Él es quien valora de primera mano el enorme cambio de los niños durante el primer curso impartido en el centro. Muchos de los niños que acuden al taller sufren acoso escolar de forma diaria en el colegio y los que no, lo toman como una forma de prevención.”Trabajamos con la Policía y nos informan directamente de muchos casos. Tuvimos uno hace cinco meses de un niño al que desnudaron entre cinco y lo apalearon en el centro del patio.

María es una de las madres que se queda a ver cómo discurre la clase, y que valora el cambio que su hijo, de ocho años, ha dado con respecto al año anterior. “Es muy tímido, y en clase se meten con él por eso. Pero está deseando llegar aquí y pasar un rato con sus compañeros“, comenta. Porque en el tatami cada niño escenifica lo que le ha ocurrido en el colegio o en el parque.

Joaquín y Paqui van a recoger a sus dos hijos, de siete y 13 años, y advierten un cambio en su comportamiento y en la percepción que tienen de sí mismos. “Han mejorado en la autoestima y el mayor ha pegado un cambio radical. Sabe que puede usar la fuerza para causar daño y ahora se controla muchísimo“, comentan. Iván, uno de los profesores, explica: “La adolescencia es complicada, porque se creen que todo son golpes, pelea y violencia. Eso es lo último que queremos que pongan en práctica“.

Uno de esos pasos previos es el reconocimiento. El último caso que han conocido en el gimnasio es el de un niño al que le marcaron en la piel las letras del abecedario hasta hacerle sangre. Verbalizar la defensa es lo que sigue y, si con una actitud de seguridad, el acosador continúa molestando, pasar al ataque físico intentando neutralizar. Analizar las emociones por las que pasa un niño cuando se siente acosado también es algo que enseñan en el curso.

  • El centro celebra charlas trimestrales con los padres para ofrecerles consejos

  • DefenceLab  se encuentra en la Av. Caballería Española, 3 – Alcalá de Henares

publicidad
B-visiorama728x180
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.