El Corpus Christi reunió a miles de personas en Alcalá este domingo

El obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig Plá, presidió este domigo 29 de mayo los actos de celebración de la festividad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo, el Corpus Christi, una de las fiestas más importantes y gloriosas del calendario litúrgico de la iglesia católica, puesto que lo que se proclama es la presencia de Jesucristo en el Santísimo Sacramento de la Eucaristía. En torno a 4.000 niños han recibido su Primer Comunión en toda la Diócesis y un millar en Alcalá, manteniendo los niveles del año anterior.

En torno a 4.000 niños han recibido su Primer Comunión en toda la Diócesis y un millar en Alcalá, manteniendo los niveles del año anterior. Foto de Ricardo Espinosa Ibeas

  • Aún teniendo protagonismo, los niños no son lo esencial y estamos ante una fiesta de gloria para todos los creyentes. Por eso todas las cofradias , penitenciales y de gloria, participan en mayor o menor medida en la celebración, pero también los fieles de cada una de las parroquias, los seminarios y todos los fieles en general en un recorrido procesional que les ha llevado  desde la Iglesia Magiestral Catedral a la Iglesia de Santa María donde se encuentra la capilla de las Santas Formas.

Aparte de la importancia en sí que para el catolicismo significa la Eurcaristía, en Alcalá es una fiesta que desde la llegada de Reig Pla a la sede episcopal alcalaína, ha alcanzado mucho mayor esplendor. Fue él quien se propuso firmemente la recuperación de una fiesta que en Alcalá ha pasado momentos difíciles, puesto que se habían intentado cambios y se había caído en una clara indefinición horaria y local de los principales elementos de la celebración, es decir, la misa y la procesión. Ahora la fiesta está perfectamente definida y es multitudinaria.

El número de niños que este año han tomado la Primera Comunión en Alcalá sigue manteniendo los niveles del año anterior. Los dos arciprestazgos complutense establecen que el número este año no ha llegado al millar de niños. En torno a 4.000 niños han recibido su Primer Comunión en toda la Diócesis y un millar en Alcalá.

La procesión

MoNseñor Reig Plá trazó el camino a seguir y sobre este se van produciendo cambios que mejoran la celebración. La procesión la inicia la Cruz Guía y los ciriales.

A continuación desfilan las parroquias de Alcalá con sus fieles y con los niños que han tomado este año su Primera Comunión en cada una de ellas. Se intenta que los niños esté lo más cerca posible del Santísimo Sacramento, que va después de la custodia.

Despues desfila el paso de San Diego de Alcalá. Su presencia en la procesión tiene que ver con la conmemoración del día de la Caridad. San Diego destacó por su caridad con los más pobres y es, de hecho, el santo patrón de Cáritas diocesana, tan importante en estos momentos en Alcalá por labor de atención social. Después desfila el paso de los Santos Niños, que es llevado por miembros de su recién creada cofradía.

Tras ellos desfila la Adoración Nocturna Masculina y la Adoración Nocturna Femenina, así como miembros de la Adoración Perpetua de la Capilla de las Santas Formas, todos ellos por delante del paso del Santísimo Sacramento. Tras el Corpus Christi va el obispo y tras él la curia diocesana y los sacerdotes cerrando la procesión las autoridades y los fieles que han querido hacer el recorrido.

Durante este recorrido, hay cuatro altares ante los que se detiene el Santísimo. En la calle Santa Úrsula puso altar la cofradía del Cristo de la Agonía. En la Plaza de Cervantes estuvo el altar de la cofradía de la Virgen del Val, que alterna cada año con la cofradía del Santo Entierro ese espacio. También en la Plaza de Cervantes, en su confluencia con la calles Libreros y junto a los soportales, ha habido un altar realizado por la cofradía del Cristo de los Doctrininos. Por último, también se instaló un altar en la calle Libreros en su confluencia con la calle Beatas puesto por la cofradía de la Virgen de la Soledad Coronada

  • Crónica gráfica de Ricardo Espinosa Ibeas

Las Santas Formas,  un milagro eucarístico complutense

Siendo Alcalá una ciudad que podía presumir de un milagro eucarístico con sus desaparecidad Santas Formas, y por tanto donde había una gran devoción hacia el Santísimo Sacramento, lo que se propuso el obispo Reig Plá fue darle una mayor prestancia y solemnidad a la que es una de las principales fiestas de la iglesia católica. Por la importancia del milagro de la incorruptibilidad de las Santas Formas, la celebración del Corpus Christi en Alcalá debería tener si no tanta, sí al menos parecida repercusión a la que tiene esta celebración en Toledo.

Como decimos, todos los cambios llevados a cabo desde los años noventa del siglo XX hasta la llegada del obispo Reig Pla a la diócesis de Alcalá no habían conseguido el propósito de recuperar con la grandeza que merece esta fiesta.  Faltaba tocar la tecla adecuada.

No quiere esto defir que el Corpus alcance el relieve monumenta y patrimonial que tiene en Toledo, pero sí tiene un mayor poso en Alcalá que hace unos años.

  • Fuente de información: Semanario Puerta de Madrid 28 de Mayo de 2016

 

publicidad
B-media-mark-black
B- Navidad-2017-MS
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar