Bienvenida cervantina a la ciudad patrimonio. Making of

Desde hace unos días, los transeúntes y conductores que atraviesan la rotonda que exhibe orgullosa el letrero de Patrimonio de la Humanidad, pueden observar la actividad de varias personas colgadas de un andamio sobre la medianera del Hostal Torero de Alcalá. Dos jóvenes artistas de la Escuela de Bellas Artes de Sevilla, Ana Valle y Francisco Valderrama, junto al artista complutense, Jesús Martínez Campos, colaboran en una propuesta cultural impulsada por la asociación Alameda Factory, que en convenio con el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, quieren trasladar a los muros de la ciudad la inspiración cervantina con un lenguaje actual y cercano al espectador.

Mural cervantino en la entrada de Alcalá . Foto de Pedro Enrique Andarelli

  • Desde que en 1565 Anton van der Wyngaerde dibujara la primera y más hermosa vista de Alcalá, la entrada a la ciudad desde Madrid por la actual rotonda que abandona su origen o destino para convertirse en Complutense, sigue siendo una de las perspectivas más reconocidas y espectaculares de entrada que da acceso al casco histórico de Alcalá.

Desde hace unos días, los transeúntes y conductores que atraviesan la rotonda que exhibe orgullosa el letrero de Patrimonio de la Humanidad, pueden observar la actividad de varias personas colgadas de un andamio sobre la medianera de uno de esos inmuebles que durante años, venía interrumpiendo la espectacular alineación de la torre de la Magistral enmarcada por el arco central de la Puerta de Madrid, con un hasta ahora disonante luminoso y letras pintadas de rojo sobre la medianera blanca, anunciando el ultimo uso y disfrute del edificio como hostal El Torero, de larga trayectoria en la ciudad.

Dos jóvenes artistas de la Escuela de  Bellas Artes de Sevilla, Ana Valle y Francisco Valderrama, junto al artista complutense, Jesús Martínez Campos, colaboran en una propuesta cultural impulsada por la asociación Alameda Factory, que en convenio con el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, quieren trasladar a los muros de la ciudad la inspiración cervantina con un lenguaje actual y cercano al espectador, pero sobre todo capaz de generar la participación activa de los distintos sectores sociales de la ciudad y del entorno urbano donde se pretende intervenir, como una de las formas más inmediatas y atractivas de  transformar la ciudad.

La primera iniciativa que da inicio al plan de murales urbanos de inspiración cervantina, hasta siete murales desveló la concejal de Cultura, María Aranguren, hace unos dias en una emisora local,  incluye el tratamiento del portón del inmueble que fuera antiguo almacén de Tabacalera, hoy en trámite de cesión al Ayuntamiento por parte del Ministerio de Educación, su actual propietario.

La amable colaboración de los propietarios del inmueble, Doña Andrea Monge Gómez y Don Rafael Sánchez Alonso, así como la de la directora del Archivo General de la Administración, Mercedes Martín, organismo de la Administración al cuidado del inmueble, han posibilitado esta primera intervención donde la pintura es la principal protagonista de la renovación urbana.

El mural de aproximadamente 100 m2, se ha concebido sobre el retrato prototipo más reconocido de Cervantes, con un tratamiento que aúna la papiroflexia, el pop-up y el recortable de papel, sobre un fondo abierto a la ciudad, que recibe a los visitantes con deseos de conocerla a través la imagen de su vecino más universal. La ilustración es obra original de la ilustradora búlgara Kapka Kaneva  y la generosa cesión de los derechos de la  imagen por parte de la  Editorial Oxford University Press. Una insospechada relación añadida al mural, que permite unir a Cervantes y Shakespeare en al año de sus respectivos aniversarios.

Tras la adecuación de esta medianera dará comienzo un plan de pintura mural por los distintos distritos de la ciudad, en una de las actividades incluidas en los actos programados por el Ayuntamiento dentro del IV Centenario Cervantino

Lámina de Anton van der Wyngaerde . 1565

Sobre Alameda Factory

Alameda Factory da nombre a una asociación sin ánimo de lucro, fundada en 2012 e integrada por personas procedentes de distintos ámbitos profesionales de la cultura y la ciudad, menos dados a la especulación y más decididos a pasar a la acción, ya sea con nuevas tecnologías, como en el caso del trending topic “cervantes en twitter” del año pasado  o mediante fórmulas más tradicionales, pero no por ello menos llamativas y espectaculares, como la de la pintura mural que están llevando a cabo en la medianera del edificio que da entrada a Alcalá por la Puerta de Madrid. Los fundadores de Alameda Factory son Ricardo Espinosa Ibeas, Jesús Martínez Campos, Alejandro de Torres Sastre y Antonio Lizcano.

Equipo artístico del trabajo pictórico: En el muro cervantino se han unido sensibilidades muy diversas: de un lado, la sureña y andaluza que representa la Escuela de Bellas Artes de Sevilla, donde se formaron Ana Valle y Paco Valderrama, y de otra la sensibilidad castellana y complutense de Jesús Martínez Campos, formado en Bellas Artes de la Complutense madrileña, pero heredero de la sensibilidad sureña que su abuelo, el imaginero Sebastián Campos, se trajo de su Jerez de la Frontera natal hasta Alcalá de Henares, donde desarrollo la mayor parte de su oficio artístico. El equipo artístico completo:  Ana María Valle Gallardo, Francisco José Valderrama y Jesús Martínez Campos; Ilustradora: Kapka Kaneva.

 

publicidad
B- Navidad-2017-MS
B-Freday-Q-Outlet
B-Quaderernillos-Megamarte
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Compartir

Comentar