La stríper de la polémica celebración erótico festiva de una jubilación en la portada de Interviu

"Su número erótico en honor de un funcionario dentro de dependencias del ayuntamiento ha causado un terremoto político en la ciudad. Escritora y entrenadora, lleva once años trabajando como estríper y denuncia “la doble moral” que hay tras el escándalo. “Se comportaron muy bien conmigo y nunca me sentí ultrajada como mujer”, afirma la mujer contratada para la polémica celebración desvelada por ALCALÁ HOY.

  • El dinero lo pagaron entre todos los compañeros de Julio, el funcionario que se jubilaba, que también le pagaron un viaje de placer con su esposa.

  • La estríper que actuó en el local municipal lleva once años trabajando en el sector y se anuncia con su imagen y su nombre en páginas webs como nuestracapea.es.

La contrataron para hacer un número erótico el 3 de marzo pasado en honor de Julio, un encargado de obras del Ayuntamiento de Alcalá de Henares  que se jubilaba tras treinta años de servicio en la ciudad. “Fui hasta allí en mi coche. No era en horario nocturno, sino diurno. Habían contratado mi número y el de un chico. Yo actué la primera. En ningún momento había nadie trabajando allí, fue durante un descanso de los trabajadores”, explica esta exuberante mujer morena a INTERVIÚ.

La estríper, de origen estadounidense, recuerda que hizo su número, entre veinte minutos y media hora, en el que se va quitando la camisa y se sienta sobre el funcionario homenajeado ante el regocijo de sus compañeros, entre botellines de cerveza, tortilla de patatas y el disgusto de las trabajadoras.

Ella lo recuerda así: “Me sentí genial, me tratataron estupendamente, todos se comportaron muy bien conmigo. En ningún momento me sentí ultrajada como mujer”.

Las imágenes del vídeo grabado, por uno de los asistentes, y que desveló ALCALÁ HOY, relata la revista INTERVIÚ, recogen la sorpresa y alegría del homenajeado y cómo la mujer va bailando y acercándose a él. Se oyen silbidos y algunas frases más o menos intelibles (“ea, ea”, “ahí, ahí”, “ahí va”) que acompañan los movimientos de la estríper. Una voz masculina, impaciente al verla con una sensual blusa blanca afirma: “Si no se quita la camisa, no cobra”. El funcionario ya casi jubilado resopla cuando ella le desabrocha la camisa y se sienta sobre él. Luego, la mujer coloca las manos en el suelo y rodea con sus piernas la cintura del hombre. De fondo se oye a un espontáneo: “Esa es la carretilla del parque”. Otra voz masculina añade: “¡Lo de Torrente!”, en alusión a una escena de la película de Santiago Segura.

Finalmente, la mujer se quita la camisa y desata la euforia y un par de comentarios más. Uno, de ansiedad, se describe la escena en Interviú: “Corre, corre, saca las tetas”, y otro con voz más neutra que opina: “Pues ya son gordas, ya, ¿eh?”.

La grabación del espectáculo de estriptis ha detonado un escándalo en la ciudad, gobernada por una coalición de izquierdas (PSOE, Izquierda Unida y Somos Alcalá). El diario digital El Español publicó que en la fiesta participaron dos concejales (el de Obras y Servicios, Carlos García Nieto, del PSOE, y el de Medio Ambiente, Alberto Egido, de Somos). Ambos tienen despacho en el edificio municipal donde se celebró la fiesta. Interviú se puso en contacto con el equipo de gobierno, que se remitió a un comunicado, donde se anuncia que se ha abierto una investigación municipal, pero no se desmiente la participación de los ediles. Los grupos de la oposición (Ciudadanos y PP) pidieron la dimisión de ambos como máximos responsables del área.

La estríper no sabe si había cargos políticos en la sala, declara en la entrevista. “Nos llaman y vamos, no sabemos si quienes están allí son concejales o barrenderos”. En las imágenes del vídeo se ve a varios trabajadores municipales vestidos con el uniforme reglamentario.

Ella lleva once años trabajando en el sector, y dice no entender el revuelo político. Algunas páginas web, como nuestracapea.es,  anuncian sus servicios con nombre y varias fotografías. El precio por un número como el que hizo en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares es de 130 euros. Si acude con un chico, la tarifa sube a 200 euros, añaden fuentes de una empresa del ramo.

La mujer, que ha pedido a INTERVIÚ que no se dé su nombre, expresa en la entrevista su deseo de que todo termine cuanto antes. Antigua estudiante de Derecho, hace años escribió un libro, “Cómo ser stripper”. En él compara su actividad profesional , de la que se declara “muy orgullosa”, con la de los jugadores de fútbol: “El tiempo es primordial en nuestro trabajo, pues como los futbolistas, cuando llegamos a una edad, nos retiran”.

  • Ninguna trabajadora se prestó al show: las mujeres se fueron, el ‘boy’ no actuó

Los compañeros de trabajo del funcionario que se jubilaba pagaron por dos espectáculos eróticos: el de la estríper y el de un boy, que iba vestido de bombero. Cobraron los dos, pero solo actuó ella. La profesional del baile erótico lo recuerda así: “Yo actué la primera, pero el personal femenino no quería que el estríper hiciera su número y él no llegó a actuar”.

La grabación del vídeo difundida la semana pasada muestra, al inicio, la imagen de una mujer trabajadora, vestida con uniforme, que mira con desagrado el inicio del número erótico femenino en honor a Julio. En el vídeo se ve cómo, muy poco después, la trabajadora sale del local municipal. Personas que participaron como espectadores recuerdan que ninguna mujer se prestó a sentarse en la silla central , la que ocupó Julio y donde debía colocarse una chica para que el hombre vestido de bombero iniciara su número.

 

 

 

 

publicidad
B-Quadernillos-muestrafotos
B-alcalaymas
B-AmigoDigital
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Compartir

Comentar