Si no rinden cuentas, que dimitan | Por Carlos Cotón

Alcalá, nuestra ciudad, ha vivido días convulsos y me temo que esos días todavía no han acabado. Y todo porque una dependencia municipal, el Parque Municipal de Servicios en concreto, fue mancillada y convertida en un bar de striptease. Nuestra ciudad ha abierto los informativos, tertulias y programas nacionales por este bochornoso espectáculo. Cuando el Gobierno local ha tratado de ocultar todo ésto, aún sabiéndolo antes de que los medios de comunicación se hicieran eco y cuando hay concejales en su cargo que presuntamente estuvieron allí, hay que asumir responsabilidades políticas, esto es, dimitir.

Foto de Pedro Enrique Andarelli

cotton

 

  • Carlos Cotón es miembro del Consejo de Dirección de UPYD y Portavoz en Alcalá de Henares

 

La actividad política, bien entendida, consiste en servir a los ciudadanos. Además, como rasgo de representación pública, hay que rendir cuentas, dar explicaciones cuando se precisen, aportar transparencia y asumir responsabilidades políticas cuando toca.

Alcalá, nuestra ciudad, ha vivido días convulsos y me temo que esos días todavía no han acabado. Y todo porque una dependencia municipal, el Parque Municipal de Servicios en concreto, fue mancillada y convertida en un bar de striptease.

Como digo, se ha mancillado una dependencia municipal, el buen nombre de nuestras instalaciones municipales, pero todo esto, ha supuesto un daño irreparable en la imagen de Alcalá.  Un circo que ha ensuciado el nombre de Alcalá, su historia y que no representa a la ciudad y a sus vecinos.

Desde Unión Progreso y Democracia (UPYD), hemos solicitado una comparecencia pública del Equipo de Gobierno, por supuesto con el alcalde a la cabeza, para esclarecer los hechos y dar la cara ante los vecinos.

Celebración erótico festiva en el ayuntamiento.Captura de pantalla del video

Gracias a Alcalá Hoy, quien ha desvelado esta información, conocemos, entre otras cosas, que el alcalde ha hecho lo indecible porque este suceso no saliera a la luz pública. En un principio pensé que lo hizo porque el nombre de Alcalá no se viera perjudicado, pero, con los datos que hemos ido conociendo, parece que lo hizo por salvar el “pellejo” de los dos concejales que, presuntamente, estuvieron en el bochornoso espectáculo. Sí, dos concejales, ambos del Equipo de Gobierno, uno del PSOE y otro de Somos Alcalá y que tienen sus correspondientes despachos en el Parque Municipal de Servicios. Esto no hace más que demostrar que el Equipo de Gobierno tuvo constancia de que se mancilló una dependencia municipal y que no tenía intención de hacérselo saber a los vecinos. Sorprende la nula transparencia de este Gobierno y más por Somos Alcalá, la marca blanca de Podemos, que demuestran que forman parte de esa “casta” que tanto criticaban. Del PSOE e Izquierda Unida nada que decir que ustedes no sepan.

Trabajadores del Parque de Servicios en una foto de ABC

Me sorprende también la posición que ha adoptado el Gobierno local. Han abierto un proceso de información reservada, esto no me sorprende, con el objetivo de “dar caza” a aquellos trabajadores municipales que organizaron dicho circo y contrataron a la stripper. Eso sí, parece que nadie asumirá responsabilidades políticas, ni el alcalde ni los concejales en cuestión.

Además, las declaraciones del portavoz del PSOE Alcalá que es también portavoz del Equipo de Gobierno, reafirman esto último, ya que ha dado a entender que “ningún miembro del Equipo de Gobierno tiene que dimitir” y ha tratado de justificar los hechos afirmando que “esto venía haciéndose toda la vida”. Pues no, cuando el Gobierno local ha tratado de ocultar todo ésto, aún sabiéndolo antes de que los medios de comunicación se hicieran eco y cuando hay concejales en su cargo que presuntamente estuvieron allí, hay que asumir responsabilidades políticas, esto es, dimitir.

A día de hoy, según las informaciones publicadas, son siete los trabajadores municipales que confirman que estos dos concejales estuvieron presentes en el bochornoso espectáculo.

El tripartito formado por PSOE, Podemos e Izquierda Unida, confirma de este modo, ir contra los más vulnerables, contra los trabajadores municipales, antes que asumir responsabilidades políticas, que es lo que procede y lo que exigen los vecinos de Alcalá.

Con todo lo acontecido, queda demostrado que no existe ningún tipo de control en el uso que se hace de nuestras dependencias municipales. No critico que se homenajee a un trabajador que se jubila en su lugar de trabajo, critico que no existan controles que impidan que en una dependencia municipal se produzcan circos como este. Exijo que, sobre las dependencias de nuestro municipio, que son de todos y no patrimonio de los políticos ni de los funcionarios, haya controles para que no se vulneren sus funciones y su neutralidad.

A la oposición municipal, le pido que no usen este asunto de forma partidista, le pido que actúen con responsabilidad y que, en esta ocasión, no traten de colgarse medallas en medios de comunicación nacionales cuando no les toca, ya que si hoy sabemos esto, no es por ellos. Sobre todo, a ese PP de Alcalá que parece no recordar que, por su nefasta gestión de doce años, los alcalaínos hemos tenido que soportar y presenciar que la UDEF (Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía) se personara en el Ayuntamiento y se llevara esposados a algún que otro concejal y algún que otro personal del Ayuntamiento, por sus supuestas relaciones con tramas de corrupción, además de que la UCO (Unidad Central Operativa) investigara al Ayuntamiento gobernado por el PP por tramas de corrupción tan conocidas como la Púnica o por el caso Cofely. Por esto también salimos en su día en los medios de comunicación nacionales, por supuesta corrupción.

Quiero dar las gracias a los medios de comunicación de Alcalá, en especial a Alcalá Hoy como medio que destapó el bochornoso espectáculo, por dar luz a tanta oscuridad. Una luz que tenía que aportar el Ayuntamiento y que no ha hecho.

Las explicaciones llegan tarde, el daño a la imagen de Alcalá y a sus vecinos es irreparable, así que como no han sido capaces de rendir cuentas, a los responsables políticos de este circo no les queda otro camino que el de la dimisión.

No nos representan. Ni los hechos ni los representantes políticos.

Carlos Cotón es miembro del Consejo de Dirección de UPYD y Portavoz en Alcalá de Henares

 

 

publicidad
B-Quadernillos-muestrafotos
B-alcalaymas
B-AmigoDigital
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Compartir

1 Comentario

  1. Perieco Ya tenemos la casa del arqueólogo como se llama a si mismo el museo arqueológico regional. Ello no ha evitado el ladrillazo de 286 viviendas sobre el BIC DE LA VILLA ROMANA DE COMPLUTUMpor parte de la suma de todos pepera

    Si es cierto que ha dicho “esto venia haciéndose toda la vida” O SEA QUE LO VE NORMAL n NO LE VALDRÍA MAS QUE DIMITIR SIENDO COMO ES EL CONCEJAL DE PERSONAL.Nadie podría no estar de acuerdo pero lo que no se puede es calificar de vulnerables a quienes vulneran todas las normas.

Comentar