40 aniversario de la recuperación de la condición universitaria de Alcalá

El pasado 1 de octubre se cumplía, de forma totalmente anónima, el cuadragésimo aniversario de un acontecimiento que habría de marcar profundamente a nuestra ciudad al tiempo que suponía la feliz consumación de una reivindicación secular: En octubre de 1975 Alcalá recuperaba, de forma precipitada y casi inesperada después de varias frustraciones en los años inmediatamente anteriores, su anhelada condición de ciudad universitaria.

José Morilla Critz
El profesor catedrático de la Facultad de Económicas y Empresariales fue uno de los pocos fundadores en 1975 que todavía permanenecen en activo en la Universidad de Alcalá

No se trataba todavía de la universidad actual, que para ello habría que esperar todavía dos o tres años, sino de una sección de la universidad madrileña; pero si hay que fijar una fecha para la recuperación universitaria de Alcalá ésta no puede ser otra que la citada aunque tal recuperación tuviera todavía carácter provisional si no precario. Eso sí, tampoco se puede olvidar que desde hacía uno o dos cursos ya estaba en funcionamiento la escuela de Magisterio Cardenal Cisneros, pionera pues de este paso de gigante dado por Alcalá.

Hoy permanecen en la Universidad apenas una decena de profesores y personal de aquella universidad “complutense” recién recuperada con las facultades de Medicina, Económicas y Empresariales , Farmacia, Ciencias ( Química y Biología ) , todas ellas en el antiguo campo de Aviación del Ejército del Aire.

Para el gobierno transitorio de esta universidad se constituyó una Comisión Gestora, formada por un presidente, vicerrector de la Universidad Complutense (Felipe Calvo), los decanos de las Facultades (nombrados por el presidente), el gerente (funcionario de la Universidad Complutense) y representantes del Ayuntamiento de Alcalá y de la Diputación de Guadalajara.

EL RENACIMIENTO DE LA UNIVERSIDAD DE ALCALA por Por José Morilla Critz
( Catedrático de Universidad – Área de Fundamentos de la Economía)

Aunque pueda resultar extraño a cualquier pensamiento ordenado, hemos de comenzar diciendo que la apertura de la actual Universidad de Alcalá no fue, para aquellas instancias que tenían la capacidad de decidir al respecto, un proyecto de recuperación de la antigua Universidad. Más aún, también es difícil determinar cuando se tomó una decisión clara y definida de abrir de nuevo una Universidad en Alcalá de Henares por parte de las autoridades educativas españolas. Como veremos a continuación, el renacimiento de la Universidad de Alcalá en el siglo XX es, más que un hecho susceptible de datar, un proceso de confluencia de circunstancias que se van produciendo y entrelazando desde 1965.

En la historia que sigue no es fácil encontrar un agente refundador. Solamente algunos grupos de alcalaínos y, en ciertos casos, la institución municipal, tuvieron claro que Alcalá de Henares debía aprovechar cualquier oportunidad que se presentara para recuperar su carácter universitario.

Fuera de Alcalá de Henares, un tema que hoy día nos puede parecer de una indudable importancia (recuperar una Universidad y el entorno urbano y arquitectónico que representó en su tiempo) no fue objeto de atención casi hasta nuestros días. En el siglo XIX uno de los Gobiernos de Narváez, de 1867, expresó el deseo de reabrir la Universidad de Alcalá, proyecto que muy pronto se abandonó, antes ya de la caída del breve gabinete, entre una fuerte oposición de la intelectualidad y la prensa. La idea apareció otra vez fugazmente, en 1922, como petición al Gobierno de Primo de Rivera, por parte de 20 catedráticos de la Universidad Central de Madrid.

En Alcalá de Henares, la utopía de la recuperación de la Universidad fue a lo largo de los siglos XIX y XX un elemento de unión entre todos los alcalaínos. Su primera manifestación fue la constitución de la “Sociedad de Condueños”, caso único en España; también se manifestó en la confluencia de tendencias políticas, primero entre liberales y conservadores, después entre los partidos del sistema y el republicanismo y el socialismo, más adelante con el franquismo y, finalmente, en la democracia. En la historia reciente es interesante constatar cómo los programas municipales de todas las opciones políticas, desde 1978, recogieron la idea de recuperar el carácter universitario de Alcalá y potenciar su desarrollo.

En realidad, pues, hasta hace muy poco solamente los alcalaínos habían sostenido el proyecto de recuperar la Universidad, pero también es cierto que no tenían la capacidad de conseguirlo. La encorsetada legalidad de las cuestiones universitarias en España, reservadas casi en exclusiva al Estado, y la falta de recursos económicos en el ámbito local, impedían pensar en alguna fórmula autóctona y autónoma de universidad, como ha sido habitual en otros países. Sólo la Iglesia, es este caso la Compañía de Jesús y para formación interna, creó en 1950 una “Facultad de Filosofía”, que estuvo abierta hasta 1968. ….

Publicado en VIVAT ACADEMIA


Algunos enlaces de interés para ampliar información

 

publicidad
B-alcalaymas
B-Quadernillos-muestrafotos
B-Pedro Valero
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Compartir

Comentar